Deshaucio en Figueretas

Después de 15 años, en noviembre de 2012 Francisco, de 80 años, tuvo por fin que abandonar el local comercial de 25 metros cuadrados donde vivía en unas condiciones infrahumanas. Rechazó ir al albergue municipal y se instaló en un edificio ‘okupado’ en Es Vivé.