Madrugón

Levantarse aún de noche para llegar a Ses Salines, aparcar y caminar durante 30 minutos, a la luz de la luna, para llegar al la Torre de Ses Portes con los primeros rayos de luz del amanecer. Volver a casa, descargar las fotos y descubrir que, o el sensor estaba extremadamente sucio o han llovido lentejas durante la exposición. Lección aprendida para la próxima vez que salga a hacer paisajes.

Esta foto formará parte de un reportaje para la revista de Baleària de Marzo.